Maridaje de verano

El cielo iluminado de un manto de estrellas lejanas a miles de millones de kilómetros, de fondo en el altavoz aquella canción que provoca una atmósfera exclusiva y de confort, el frescor de la brisa veraniega susurrándote la llegada de la estación estrella para muchos. A tu alrededor amigos con los que has compartido tantas experiencias… ¡Y todas las que quedan por venir! Solo falta mencionar a un invitado especial, que siempre fue bienvenido y que su presencia fue necesaria para hacer de la noche única, efectivamente, hablamos del vino en la estación más soleada del año.

Depende de cómo seas, si prefieres aprovechar las vacaciones para hacer viajes largos, ver la Torre Eiffel o el Coliseo Romano, o te conformas con la tranquilidad que puede darte el hecho de mantener una conversación interesante con alguien, mientras disfrutas del mar en una terraza, sin que falten platos típicos de la dieta mediterránea junto con un buen vino fresco para la ocasión. ¿Y qué vinos son frescos e ideales para cada momento en verano?

Pues como todo buen vino, debe de acompañar al sabor del plato, el arte de encontrar el buen maridaje, el lugar y la compañía ideal.

Hablando del vino blanco, es el amigo de verano, el de los campamentos, el que te propone siempre planes y además tiene buen gusto gastronómico, uña y carne con los platos de pasta, ensaladas y, sobre todo, con el marisco y el famoso pescaíto frito.

Por otro lado, está el vino espumoso, aquel con el que sabes que cuando sales, no vas a parar de reírte y pasártelo bien con él, su humor chispeante y su agradable presencia hacen que lo eches de menos cuando no está, se lleva genial con platos de pastas, arroces y con carnes blancas. Además nunca dice que no a un buen postre.

Por último, no podíamos olvidarnos del vino tinto, el que tanto gusta a Estopa, el amigo que conoces de toda la vida, el que pase lo que pase, siempre estará ahí, hace buenas migas con las carnes a la parrilla, con el pescado azul como los espetos de sardinas, o con tapitas fresquitas como la ensaladilla rusa o el salmorejo.

En definitiva, los vinos son como los amigos, con las peculiaridades que los hacen únicos.

Tú decides con quién sales esta noche…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies